El divorcio es una de las formas de extinción o terminación del vínculo matrimonial, como también lo son la nulidad matrimonial o, incluso, el fallecimiento de uno de los cónyuges.  

abogado getafe divorcioEn España es posible poner fin a una relación matrimonial cuando los cónyuges, por los motivos que sea, no quieren seguir conviviendo. El divorcio ofrece la posibilidad de terminar con una relación matrimonial y crear una nueva situación legal en la que los antes cónyuges vuelven a ser considerados solteros a todos los efectos. 

Los hasta ahora cónyuges adquieren el estatus de divorciados que no es sino estar soltero, pues la tramitación del divorcio les permite volver a contraer matrimonio entre sí o con terceras personas.

Para poder solicitar el divorcio, la ley contempla dos posibilidades o modalidades: el divorcio contencioso y el divorcio de mutuo acuerdo.

Tipos de divorcio: mutuo acuerdo y contencioso.

La verdad es que se puede escribir mucho sobre el divorcio y los tipos de divorcio. Por ahora, lo que debes saber, a grandes rasgos, es que el divorcio contencioso es para aquellos casos en que los cónyuges no consiguen ponerse de acuerdo sobre algunas materias como son la guarda y custodia de los hijos comunes, el importe de la pensión de alimentos, la atribución del domicilio familiar, el pago de la hipoteca, el régimen de visitas, etc.

Por el contrario, el divorcio de mutuo acuerdo es para aquellos casos en los que es posible el acuerdo entre los cónyuges. Como seguro que estás pensando, el procedimiento de mutuo acuerdo es mucho más barato y más rápido; mientras que el procedimiento contencioso es más traumático para ambas partes, tarda bastante más en tramitarse y tiene unos costes mayores.

Un buen abogado tratará siempre que los cónyuges alcancen un acuerdo sobre aspectos básicos como son la custodia de los menores, el régimen de visitas o la pensión de alimentos.

Si no fuera posible el acuerdo, perfectamente puede presentarse Demanda de Divorcio Contencioso y que sea finalmente un juez quien decida sobre estas cuestiones, oídas las peticiones de las partes. También es posible que, habiéndose iniciado un procedimiento contencioso, posteriormente, los cónyuges lleguen a un acuerdo y el procedimiento pueda cambiarse por uno de mutuo acuerdo, lo que reducirá los plazos de tramitación.

Cuéntale tu caso a un abogado

Otros abogados especializados:

El divorcio: ¿qué es?
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Equipo Reclamando.